Arte y cultura en Avilés

arte

En los templos de Avilés se puede ver la influencia que el románico pleno internacional tiene en estos. Como ejemplos podemos ver el antiguo templo parroquial de S. Nicolás de Bari, hoy de los padres franciscanos, que fue construido en la segunda mitad del s. XII. Conserva el imafronte con una portada de arco de medio punto con tres arquivoltas con el motivo de doble zigzag y aspas. Predominan los motivos geométricos de tradición anglonormanda.
También de fines del s. XII es Sta. María Magdalena de los Corros que conserva la portada con capiteles decorados y el arco de triunfo, ambos románicos.

Del s.XIII en Avilés podemos ver Sto. Tomás de Sabugo, que cuenta ya con elementos góticos. De los ejemplos románicos que encontramos en Avilés, este templo es el único que conserva su estructura, de nave única y ábside semicircular precedido de tramo recto. Pero en la portada del imafronte es donde podemos observar los elementos góticos. De un estilo protogótico es S.Francisco, que perteneció al convento franciscano construido entre 1267 y 1274. La portada septentrional de este templo tiene una estructura abocinada de arcos apuntados y cuenta con unos capiteles decorados con máscaras y vegetación naturalista. Sobre el arco se puede ver la representación en piedra de S.Francisco.

De época medieval en lo que se refiere a la arquitectura civil es la casa de las Barragañas, en la calle de la Ferrería. En el s. XVII se construye el edificio del Ayuntamiento, de estilo clasicista. En la plaza del Ayuntamiento se encuentran también los palacios de Ferrera y de García Pumarino. Pero el palacio más significativo es el de Camposagrado, que cuenta con dos fachadas: una abierta hacia el mar y otra que da a la plaza del Camposagrado, donde también se encuentra el Museo-Escuela Municipal de Cerámica.

En Avilés se pueden ver numerosas viviendas de indianos entre las que destacan la de Eladio Muñiz, diseñada por Juan Miguel de la Guardia, o la de Ramón Fernández, diseño de Manuel Busto, autor también de el nuevo teatro Palacio Valdés, de estilo neobarroco.
De gran interés también son la fábrica de harinas El Águila, las naves de la fábrica de vidrios de Sabugo, de Ibarra, Pola y Cía. Y también, cómo no, el edificio de La Curtidora.

Asturias